free estadisticas Activistas “ocupas” de la Casa de Cádiz en Barcelona, piden a la A.N.A. que medie ante el Ayuntamiento – La Nueva Andalucía

Activistas “ocupas” de la Casa de Cádiz en Barcelona, piden a la A.N.A. que medie ante el Ayuntamiento

Los ocupantes de la Casa de Cádiz, que se encontraba abandonada, la han acondicionado y empiezan a desarrollar un amplio programa cultural. La ANA se entrevistará con el alcalde.

RPNews // 9 enero 2019.- Estaba vacío y entraron. Hace frío en la calle, hay que tener un sitio dónde dormir, lo dice la Constitución. Aunque no diga expresamente dónde, ellos decidieron utilizar uno que llevaba demasiado tiempo sólo, abandonado. Dieciseis años, dicen algunos. Muchos, aunque no fueran tantos, los suficientes para que el deterioro empezara a adueñarse del edificio, la Casa de Cádiz en Barcelona, que se convirtió, hace dos meses en hogar de sin techo, entre ellos el conocido activista Lagarder.

De momento no ha trascendido el motivo por el que un edificio moderno, de buen porte y bien conservado, en una zona céntrica, a cincuenta metros del Templo de la Sagrada Familia, había quedado abandonado. Pero parece que la ocupación por un grupo de personas que resolvían así, temporalmente, su problema, ha despertado a los propietarios del inmueble. Suele ocurrir. Pero esta vez el propietario es el Ayuntamiento de Cádiz que lo mantenía cerrado y parece qe, al ser “okupado”, se ha percatado de nuevo de su existencia.

Los “okupantes” han limpiado el local, falta debía hacerle después de muchos meses de abandono, han reparado desperfectos, lo han acondicionado, aprovechan la cocina, que han puesto en funcionamiento, dónde uno de los miembros del grupo cocina para todos; han encontrado un sitio dónde vivir. Se puede decir que la hospitalidad andaluza ha resuelto un problema, aunque esta vez haya sido de rebote, y de rebote doble. Por el que ha tenido “Kichi”, el alcalde de la “Tacita de plata”, que ha tomado la decisión de expulsar de inmediato a los okupantes.

Ellos, confiados en la tradicional amabilidad andaluza, esperan que Kichi no haga eso. Aseguran los usos son compatibles y que mientras ellos han encontrado un hogar, la ciudad de Cádiz quien lo conserve. Ahora se trataría de llegar a un acuerdo. Además de vivir allí, tienen un interesante programa cultural a desarrollar. De momento están dando clases de castellano (o sea andaluz, otro día hablaremos de esto) y de catalán a inmigrantes, para conservar la riqueza del bilingüísmo. Y, si les dejan, a estas seguirán otras actividades culturales de integración.

Para intentar llevar adelante su programa, han pedido a la Asamblea Nacional Andaluza que medie ante el Ayuntamiento de Cádiz, guante que la A.N.A., personificada en el acto por Pedro I. Altamirano y Eduardo  Reyes, han recogido encantados. Se pondrán en contacto con José María González Santos, a quien van a pedir una  entrevista para entregarles la petición del grupo y para pedirles, precisamente eso: que el grupo pueda continuar en el edificio, vivir, convivir y llevar adelante su programa formativo. Un programa que, entonces, se hará bajo el patrocinio de la Ciudad y de su Ayuntamiento, en beneficio de la convivencia y de la solidaridad, que nunca falta en los andaluces. Y que no debe perderse, por mucho que lo intenten los “acoplados” del centro que vienen a gobernar para trastocar la idiosincracia andaluza. La ANA se entrevistará con Kichi y confían en la tolerancia y buen hacer del regidor gaditano, para que haya una Casa de Cádiz acogedora por partida doble.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies