free estadisticas Gobierno de cucharas – La Nueva Andalucía

Gobierno de cucharas

La curiosidad es ahora ¿qué harán? ¿ construirán aulas modernas y acogedoras, o cerrarán las caracolas y los estudiantes a su casa? ¿Contratarán más profesionales para la sanidad, o con esto del ahorro se olvidarán de sus críticas a las listas de espera, cuando las amplíen aún más?

RPNews // 12 enero 2019.- Una pizca de sal * Rafael Sanmartín

No es que coman mucho, no. Y los nuevos ricos no suelen comer “de cuchara”, eso se queda para los pobres, inocentes votantes que confían en su labor. En su labor de partido, porque no va a ser Juanma quien gobierne Andalucía. No será Marín, no va a ser el ex-juez Serrano quien imponga sus normas a los dos mandamases, que sus normas vienen impuestas por la dirección estatal de su partido a las direcciones estatales de los otros dos partidos. Porque el acuerdo se ha fraguado, se ha cocinado en la “capi”, de tanto como Andalucía “le preocupa” al centralismo. Claro que sí, les preocupa que Andalucía pueda salir de la pobreza y deje de ser la cantera de mano de obra, allí dónde la precisen. Les preocupa que Andalucía conozca su realidad social, cultural, económica, humana, porque eso significará el fin del manejo de los capitostes del partido que tan poca confianza tienen en los delegados de sus sucursales en Andalucía, como en la rentabilidad -para ellos- de un próximo despertar andaluz. Por eso son un gobierno de cucharas, porque ni pinchan ni cortan.

Comer, si comerán. Ya que les dan hecho el trabajo, en algo tendrán que emplear el tiempo. Y así redondean la función comenzada por sus amigos de la vicevérsica oposición: terminan de deshacer Andalucía, completan el mensaje de que la Autonomía no es necesaria, mientras la destruyen haciendo ver que la dirige desde Madrid. La curiosidad es ahora ¿qué harán? ¿ construirán aulas modernas y acogedoras, o cerrarán las caracolas y los estudiantes a su casa? ¿Contratarán más profesionales para la sanidad, o con esto del ahorro se olvidarán de sus críticas a las listas de espera, cuando las amplíen aún más? Ya que mandan desde Madrid ¿mandarán el dinero suficiente para contratar más médicos y otro personal sanitario? ¿Construirán más hospitales comarcales? Hospitales, no “Chares”. ¿Pondrán en funcionamiento el desaprovechado y magnífico antiguo Hospital Militar de Sevlla, para atender mejor a una población de dos millones de personas, con sólo tres hospitales y un comarcal?

Ya que deciden en Madrid, aunque los votos han sido para los representantes de sus sucursales, y hablaban de limpieza ¿nos dirán limpiamente cómo se puede mejorar la sanidad, la enseñanza, la cultura, la industria? La industria también, que “no sólo de ir al medico vive el ser humano”. ¿Cómo mejorarán todo esto, duda morbosa y justificada? A ver si va a resultar que desde ahora las caracolas son cómodas y “los chiringuitos” necesarios. Entre las exigencias de la ultraderecha, aceptada por la no menos ultra “casadiana”, estaba desmantelar más la industria, dejándonos sin la entidad que facilita contactos con empresarios de otras latitudes. Ellos quieren que ese trabajo también se haga en “Madrit”, porque así es más fácil dejar a los empresarios andaluces fuera del negocio. Y, claro, mientras más paro, más familias preocupadas en cómo utilizar la cuchara, aunque son “los cucharas” quienes los utilizan a ellos. Cuanto más paro, menos gente con energía para luchar por sus derechos y más “masa” dispuesta a emigrar en cuanto los requieran de… ¡de dónde sea!

La obcecación es muy torpe. Ya no hay necesidad de trabajadores en Alemania, ni en Suiza, ni en Cataluña… ¿a dónde los quieren llevar, aunque aprendan idiomas, como recomendaba el inefable precursor “Manolo” Chaves González? Ya. No lo prevén. No tienen previsto mandarlos a ningún sitio, es más simple: las grandes corporaciones y estos no quieren que los gerentes de sus sucursales andaluzas puedan conmoverse y atreverse a buscar soluciones. Por eso, mejor lo controlan todo desde Madrid, que estamos a un minuto de internet y dos horas y media de AVE.

Entonces ¿su “limpieza se va a limitar a los seiscientos sesenta puestos (660) de libre designación? ¿Ese va a ser el ahorro, o piensan “arañar” por dónde puedan. Porque, a todo esto ¿es Extenda un “chiringuito”? ¿Es parte de la “Administración paralela? ¿O persiguen una administración para lelos (y para lelas)? ¿Piensan desmantelar Turismo Andaluz? Cuesta dinero, sin duda, pero aporta mucho más. En especial a la costa. Y Moreno es “costero”. Y también cuesta. Será que es el “mal menor”, para mantener esta ilusión óptica de Autonomía, más bien “autonodellos”. Desistieron de cerrar Canal Sur cuando conocieron su chabacana programación y decidieron dejar, sólo, los programas más inútiles. ¿Qué piensan, entonces, de las empresas públicas útiles, que las hay? ¿Son esas las que sobran? ¿Qué van a hacer, por fin, con las caracolas? ¿Hay dinero para construir aulas? Vaya, vaya. Queda claro que se trata de algo políticamente más rentable: Cuanto menos licenciados y doctores, menos licenciados y doctores de camareros o en el paro. (Para la “exportación” ya tienen suficientes). Cuanto menos gente preparada menos posibilidad de reclamaciones. Cuanto menos gente con trabajo, menos posibilidad de huelgas. No, si pensar, piensan.

Pero es otro el pensamiento que desearíamos; sus votantes, también, que se habrán equivocado, pero la mayoría creyó elegir lo mejor para ellos, es decir, para Andalucía. Eso creyeron. Sólo unos cuantos acertaron: quienes se han dejado convencer de la inutilidad de la Autonomía. Pero han dejado un “fleco”: sin autonomía ¿cómo van a mantener sus sucursales?

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies