free estadisticas La honda era un Tomahawk – La Nueva Andalucía

La honda era un Tomahawk

Los unos abrieron la caja de los truenos a los hunos que son “los otros”; y la honda resultó ser un Tomahawk australiano, que se les volvió en contra, para sacar en procesión a Santiago Ycierraespaña

RPNews // 9 diciembre 2018.- Una pizca de sal * Rafael Sanmartín

Se acabaron los “David”, se acabaron las hondas, para dar sitio a los gestos. Quitar sucesiones, el impuesto que grava a los ricos, el gesto más señalado de la nueva hornada, decidida a diferenciarse de la anterior tan sólo en lo secundario, en lo menos trascendente, pero más llamativo y, con ello, más espectacular. Espectáculo, eso anuncian como principio fundamental de un Gobierno de Andalucía preparado desde Madrid y desde allí dirigido. Qué plumero tan visible. No es que aquí se apruebe el impuesto. Lo que no es digno aprobarse es la espectacularidad de lo que no va a cambiar la sustancia. En Andalucía, para pagar sucesión, cuatro herederos necesitarían heredar algo más de un millón de euros. ¿Han hablado algo de bajar IVA? ¿De que el IVA de lo consumido en Andalucía se pague aquí, no en Barcelona ni en Bilbao? ¿De obligar a los bancos a invertir en Andalucía? ¡Ah! Son decisiones a tomar en Madrid, ya. Pues en Madrid se están tomando estas, igual se pueden tomar las otras.

¡Qué plumeros tan visibles!Los unos abrieron la caja de los truenos a los hunos que son “los otros”; y la honda resultó ser un Tomahawk australiano, que se les volvió en contra, para sacar en procesión a Santiago Ycierraespaña -Serrano pinta menos que un comentarista no adepto, salvo en su ansia de venganza- y lo hicieron árbitro de la situación, a Santiago (no a Serrano por lo que pinta) y a su pretensión de entrar en la Autonomía andaluza para cerrarla. Perder los doce diputados, sería por “el bien de la patria”. Pues vaya “patria”. A los demás ¿querrá hacernos apátridas? El “árbitro”, compañero de los jugadores, no mediador ni señalador de faltas, encantado con la política de gestos de sus compañeros de viaje, aunque no parezcan tan ultras como él, ya se encarga él de domesticar con su varita de apóstol. “Vamos a contar ment…” ¡uy, qué descuido! Vamos a bajar impuestos. Política de gestos que encanta al árbitro, pese a su determinación en otros asuntos; claro, lógico en tanto marcan distancia con la administración que pronto harán anterior. Para hacernos pasar “de Guatemala a Guatepeor”.

En este caso no habrá desgobierno, no hacen falta mayorías absolutas cuando es tan fácil olvidar las diferencias tácticas para ir a lo práctico. Que la derecha siempre se junta, incluso sin escrúpulos a los ultras mientras sean de su signo. Considerable diferencia con quienes dicen ser de izquierdas, siempre a la greña. Eso es historia pero no sólo es historia. Ojalá.

Así que el CIS -a alguien habrá que culpar- modelo de rigor según el partido hasta que Zapatero metió el zapato, mete miedo con un fantasma y en vez de miedo sugiere al personal el cobijo entre sus sábanas. Por desgracia y para vergüenza del que fue “cuarto poder”, inestimable la ayuda de quienes, desde algunos medios, se han hecho “voxeros” para subir a doce los defensores del “Imperio”, que en vez de meter en cintura al díscolo Tio Sam, cabe en la hebilla de su cinturón. ¿Este es el “imperio” recuperado? Como no puede ser, y lo que no puede ser además es imposible, habrá que reconstruirlo en la misma península ¿para qué ir más lejos? Temblad, andaluces, a quien hay que meter en cintura es a quienes se creyeron que podían actuar en su propio beneficio, en quienes creyeron que podían manejar sus recursos ¿dónde vais? ¿Qué falta de de sumisión…? -esteeee, borra,borra- que falta de solidaridad, no admitir que manejemos vuestros recursos para forrarnos a vuestra costa? Vais a creer en un cambio al revés, y cambiar de lo malo a lo peor.

Pasó aquel tiempo en que dos periódicos y una cadena de radio, tres periodistas directores movilizaron a todos los medios de comunicación de Andalucía, en pro de Andalucía. Hay que ser “moelnos” y lo moelno es colocarse a la calor del sol que más caliente; acusar de gastosa y corrupta a la Comunidad, como si la Comunidad, y no las personas, tuviera brazos para gastar y bolsillos para llenar. Decidieron entonces, que la Comunidad andaluza debe ser disuelta por su mala administración. ¿La Comunidad, la Nación administra? Veamos, almas de cántaro ¿cuántos litros, no, litros, no. Cuántos hectómetros cúbicos precisaría entonces España?

Almas de cántaro, no, nada de inocencia. Espíritus del medievo sin representación en cortes. Cortes los de manga que lanzáis al Estatuto de Autonomía, derogación anunciada, de hecho ya comenzada con una política de gestos decidida en Madrid. ¿Y el futuro Parlamento de Andalucía? ¿Y el futuro y presunto presidente? ¿Le importa a Moreno su posible cargo, o le basta con el sillón, el sueldo y el fardar? Porque le están haciendo el trabajo, no los representantes elegidos, sino los dirigentes de sus partidos, dando una prueba tangible del nulo respeto que les merecen Andalucía, sus instituciones y sus votantes. Nada queda de aquel apoyo mediático del 4D y el 28F, ahora todo es loor al centralismo. Queda evidente en los hechos, pero el fin no justifica los medios aunque les pese: los articulistas panzistas pueden defender el programa de Vox. Pero el derecho no alcanza a la mentira. No les alcanza el derecho a negar que defienden a la ultraderecha.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies