free estadisticas ¿Qué significa la palabra “fascista”? – La Nueva Andalucía

¿Qué significa la palabra “fascista”?

Pobres, pero honrados, la patronal española de la des-información no puede imponer sus consignas a este medio

Casi cuatro millones de personas en la cale, reclamaron Autonomía para Andalucía, que Vox quiere quitarle

RPNews // 6 diciembre 2018.- Una pizca de sal * Rafael Sanmartín

Hay quien dice que sólo corresponde llamar así a los italianos. Pero, después de todo, no todos los italianos son tan malos Son cachondos, tienen sentido del humor -ya ven, será la costumbre de soportar la sede de la Iglesia católica y el Banco Ambrosiano… pero, malos-malos, tampoco es eso. Hubo fachas, sí, los hay en todas partes, lo sufrieron, sí, lo sufrieron más que nadie, pero también acabaron con ellos. Lo contrario que en Spain, que cómo “is fifferent”, lo mantiene, lo cuida y lo recupera. Pues nos insisten: fascismo es un término puramente italiano, como nazi es puramente alemán. Pero, “no pasa ná”; no hace falta inventar un nombre, no lo intentemos que no somos políticos. Al fin y al cabo existe la definición. Se llama ultraderecha. Y los practicantes de esa secta se llaman ultraderechistas. Ea. Resuelto.

Pues, no. Porque los directivos de los medios de comunicación andaluces, tres empresas de prensa, dos de radio y otras dos de TV, han ordenado a sus subordinados (que lástima, tener que estar subordinados, pero en este caso doble), les han dado una orden tajante. No se puede llamar “ultraderecha” a Vox, ni “ultraderechista” a los voxeros. Ya ayer, en un periódico controlado desde Madritt, debido a su crisis, por otra empresa también en crisis, pero mucho más grande y por tanto con una crisis mucho más gruesa, el articulista afirmaba que la empresa… estooo… el partido de Abascal no es de ultraderecha, porque no quiere echar a todos los africanos, que no le importa quedarse con los que tengan dinerito. No son tontos del todo, no.

Pero decir la verdad no es pecado, que conste. Y llamar a la gente por su nombre no es insultar, es decir la verdad. No se entiende que el facherío de los medios españoles implantados en Andalucía como tierra conquistada, prohíba a sus profesionales llamar ultra a los ultras de Vox. ¿Qué quieren? ¿Hay que llamarlos “hermanitas de la Cardad”? ¿O “de los pobres”? Con un ex-juez vengativo, que quiere poner a fregar a todas las mujeres de la tierra, con un jefe supremo que quiere obligar a los homosexuales a practicar en secreto, o mandar a su tierra sin escalas a quienes tengan un tono subido de color de piel… Por cierto, debe recordar que las pragmáticas contra los gitanos no surtieron efecto. ¿También los querrá echar D. Santiago Ycierraespaña?

Pobres, pero honrados, la patronal española de la des-información no puede imponer sus consignas a este medio. Además, para que la palabra fascista pueda ser considerada insulto, el fascismo tendrá que estar ilegalizado. Así que animamos a quienes no quieren que se llame “ultraderecha” a los fascistas que quiere echar a quienes tienen la piel un poco más oscura, castigar a los homosexuales ó despreciar a las mujeres, entre otras lindezas, les invitamos a que exijan esa tan necesaria ilegalización. De esa forma no tendremos que definir por su nombre a mucha gente, porque, simplemente, esos grupos no existirían. Así que, en vez de ocultar su verdadera faz, las empresas de comunicación harían bien en descubrirla. Y la suya propia, también, por supuesto. Que por algo no pueden pedir la ilegalización del fascismo ni de los grupos fascistas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies